Algunos secretos de Carlos Slim, el hombre más rico del mundo


El libro de José Martínez revela que el empresario volvió de la muerte en tres ocasiones cuando estuvo en el quirófano

Muchos lo llaman ‘Mister Forbes’ otros aseguran que su poder no tiene fronteras; todos hablan del reconocido empresario Carlos Slim.

En el texto de José Martínez titulado  ‘Los secretos del hombre más rico del mundo, Carlos Slim’ de editorial Océano el autor aborda temas que resultan atractivos para el público en general ¿cómo hizo su fortuna, cuál es la clave de su éxito?

Otros temas de interés común son su liderazgo, confianza en sí mismo y su visión del futuro, entre otros.

El escritor detalla que el empresario de origen libanés volvió de la muerte en tres ocasiones en octubre de 1997 cuando fue sometido a una cirugía del corazón en Houston (EU), dijo a Efe su biógrafo José Martínez.

“Slim en varias ocasiones estuvo al borde de la muerte por problemas cardiacos, los cuales lo llevaron al quirófano en situaciones de urgencia. Él mismo presume de que viajó al más allá y regresó milagrosamente”, relató Martínez.

Los primeros problemas surgieron en 1992, cuando aún Slim no era conocido como el Rey Midas mexicano, pero ya destacaba como uno de los hombres más ricos y poderosos del país y cuando se sometió a una cirugía cardiovascular en Ciudad de México.

En esa ocasión, tuvo un problema con un aneurisma que le provocó un derrame en el corazón y fue internado en el hospital Humana bajo el nombre de Carlos Delgado (significado de Slim en inglés) para evitar cualquier acoso de los medios, aunque no quedó totalmente bien de esa cirugía.

Slim volvió a ponerse grave, pero gracias a la oportuna intervención de su hija Soumaya, quien lo trasladó a Houston, fue salvado por los médicos.

Cinco años más tarde, en octubre 1997 Slim volvió por su propio pie al hospital por un aneurisma aórtico, y fue sometido a una intensa operación en la que en tres ocasiones desaparecieron sus síntomas vitales, e incluso uno de los médicos salió del quirófano para anunciar: “Señores, Carlos Slim ha fallecido“.

“No obstante, el ingeniero milagrosamente volvió a la vida y se mantuvo en recuperación durante tres meses y medio, lo cual provocó una serie de rumores en los que se llegó incluso semanas después del suceso a especular con el ‘fallecimiento’ del magnate”, indicó el biógrafo Martínez.

El autor del libro explicó que una vez que estaba en el proceso de recuperación, Slim se comunicaba con los miembros de su primer círculo de colaboradores y estaba al tanto de todos sus negocios.

El problema de salud de Slim llegó a los medios de comunicación y causó un revuelo en los círculos financieros en noviembre de 1997, cuando el nerviosismo invadió las casas de bolsa debido a un reporte sobre la presunta muerte de Slim.

Los altos ejecutivos del Grupo Carso y de Teléfonos de México llamaron a casas de bolsa y medios de información para aclarar que el magnate se encontraba en recuperación de una cirugía y que en breve se reintegraría a sus actividades.

La noticia incluso se había extendido a Nueva York, por lo que los ejecutivos del Grupo Carso detuvieron las especulaciones anunciando que efectivamente Slim había sido sometido a una operación cardiovascular, pero que el peligro ya había pasado y que “en un par de semanas regresaría a sus actividades”.

Martínez indicó que la experiencia de estar al borde de la muerte hizo reconsiderar a Slim su propio estilo personalizado y casi secreto de hacer negocios, por lo que “comenzó a delegar el poder entre sus herederos y estableció los mecanismos para dejar su fortuna a sus hijos”.

Actualmente, según le ha dicho el magnate a Martínez, lo más importante para Slim no son sus propiedades y fortuna, pues valora más otras cosas que no cambiaría por dinero, entre estas “el poder seguir activo y sobre todo de la posibilidad de disfrutar con sus seres queridos”.

“Lo que me preocupa es el futuro de mi familia, mis hijos mis nietos, que estén unidos, que se amen, que sean positivos para ellos mismos y para la sociedad, esa es mi principal preocupación”, indica Slim, citado en el libro de Martínez.

Sostiene que al magnate no le preocupa cómo va ser recordado, pues sostiene: “Mis hijos y mis amigos se van a acordar muy bien de mi”.

El empresario aseguró a su biógrafo que no piensa cambiarse de su actual casa, donde reside desde hace más de tres décadas y sostiene que solo saldrá de ahí “con los pies por delante”, ya que esa casa le trae los mejores recuerdos.

“Ahí nacieron la mayoría de sus hijos y vivió sus mejores momentos al lado de su esposa Soumaya”, fallecida en 1999.

Otros detalles

El escritor añadió que estudió en una universidad pública y revela que existen aspectos  desconocidos de su personalidad y su singular manera de generar riqueza.

El mundo entero volteo a ver a Carlos Slim cuando la prestigiosa revista especializada en temas de finanzas y negocios Forbes lo colocó en el primer lugar como el hombre más rico del mundo en 2010.

A partir de entonces se han escrito diversos artículos y entrevistas con el empresario. Hoy llega el libro sobre sus secretos en las finanzas.

En el mundo sólo existen  mil 210 personas con fortunas de más de mil millones de dólares.

En la cima, durante 2010 se encontraba Carlos Slim Helú, en la nueva lista sigue siendo uno de los más ricos aunque ya no ocupa el primer sitio; además es unos de los hombres más influyentes del planeta.

Ningún millonario ha sido tan mediático como Carlos Slim. Su fama y su poder han trascendido fronteras, por eso en Estados Unidos y algunos países de Europa se refieren a él como el Tycoon mayor, otros le llaman el Sell México, otros el Mainstream, pero una gran mayoría se refiere a este influyente magnate como el rey Midas.

En Japón, donde Slim es visto como un ejemplo, se refieren al magnate como el Taikun (una persona extremadamente rica y poderosa) que significa gran señor. En Rusia, a Slim se le considera oligarca de negocios, término como se conoce, en ese país, a los ricos y poderosos.

En el argot de las bolsas de valores hay una frase muy popular que diceSell in May and go away, que sugiere vender en mayo y permanecer fuera del mercado hasta octubre.

En 1992 fue la primera vez que Carlos Slim apareció en el selecto grupo de los hombres más ricos del mundo. Tenía entonces 51 años de edad. Sin embargo, mucho antes que la revista Forbes lo incluyera en esa lista, el diario The Wall Street Journal y la revista Fortune ya se ocupaban de él.

En 2010 fue coronado por Forbes como el más rico del mundo. En 2011 su fortuna alcanzó, según la misma revista, los 74 mil millones de dólares, nuevamente seguido por Bill Gates y Warren Buffett.

Según los expertos, la fortuna de Carlos Slim se disparó gracias al alza de 26.5% que registraron las acciones de América Móvil, donde el magnate tiene una participación de 33%.

Considerada la empresa de telefonía móvil más grande de América Latina, cuenta con una base de 260 millones de clientes, de los cuales 212 millones son suscriptores de telefonía celular, 28 millones de líneas fijas, 12 millones con accesos a banda ancha y casi 9 millones con servicios de televisión de paga.

América Móvil se consolidó en América Latina al contar con una red de fibra óptica de 290 mil kilómetros, lo que también la convierte en la corporación con mayor infraestructura de telecomunicaciones del mundo.

Su poder y su influencia están en todas partes.

De acuerdo a documentos de la Securities and Exchange Commission, del gobierno de Estados Unidos, posee a título personal 8.2% de las acciones preferenciales, con derecho a voto, de AT&T, la mayor compañía de telecomunicaciones del mundo, cuyas ventas globales ascienden a alrededor de 125 mil millones de dólares anuales.

Posee, además, 10% de las acciones preferenciales en la cadena Saksy más del 10% de las acciones ordinarias, sin derecho a voto, del periódico The New York Times.

Por si eso no fuera suficiente, Slim compró 58.7 millones de acciones ordinarias que representan el 2% de BlackRock, uno de los titanes de las finanzas internacionales por un monto de 10 mil millones de dólares. Esta compañía es quizá la principal institución financiera en manejo de fondos de inversión de alto riesgo de todo el mundo. Para dar una idea de los activos de BlackRock (incluyendo bancos, fondos de inversión y corporaciones) éstos representan más del 100% del Producto Interno Bruto de China o bien once veces más que el de México.

Pero, ¿qué significado tiene que Slim adquiriera activos en una firma como BlackRock?, pregunta el investigador Omar Rodrigo Escamilla Haro, especialista en integración regional entre México y Estados Unidos.

De acuerdo con el especialista, Slim realizó dos movimientos en el mercado financiero. El primero, cuando anunció la escisión de los activos inmobiliarios y mineros del Grupo Carso para crear dos nuevas empresas: Inmuebles Carso y Minera Frisco. El segundo, y quizá el más impresionante, cuando Inmobiliaria Carso compró el 2% del BlackRock




A %d blogueros les gusta esto: