Catherine Ibargüen: ORO para la historia

16 de Agosto de 2013

catherine ibarguen medalla de oroLa próxima competencia que tendrá la atleta Catherine Ibargüen será el 22 de este mes en la siguiente parada de la Liga de Diamante en Estocolmo, Suecia.

La felicidad es inmensa para Catherine Ibargüen, y no es para menos, pues logró el objetivo que siempre se traza: saltar por la medalla dorada.
Redacción/Agencias

Catherine Ibargüen escribió un capítulo de oro en la historia del atletismo colombiano al proclamarse campeona del mundo de triple salto con una marca de 14,85, que regala al país la tercera medalla en unos Mundiales.

Dos años después de convertirse en la primera atleta colombiana que ganaba una presea en campeonatos del mundo, bronce en Daegu, Ibargüen, actual subcampeona olímpica, obtuvo en el estadio Luzhnikí el primer título mundial para Colombia.

Estaba invicta este año y, en ausencia de la campeona olímpica, la kazaja Olga Rypakova, compartía el cartel de favorita con la defensora del título, la ucraniana Olha Saladuha, que el pasado martes había encabezado el ranking de finalistas con 14,69.

Pero Ibargüen ha derrotado este año a Saladuha, campeona de Europa y bronce olímpico en Londres 2012, en las cuatro reuniones de la Liga de Diamante en que se han enfrentado: Shanghai, Eugene, Oslo y París, y ayer volvió a hacerlo.

De hecho, Saladuha tampoco fue segunda. La medalla de plata, con 14,81, fue para la rusa Ekaterina Koneva, campeona de la Universiada, mientras que la ucraniana se consoló con el bronce al terminar con una marca de 14,65.

Ibargüen empezó con un salto nulo, pero en segunda ronda, como respuesta a los 14,81 de Koneva, voló hasta los 14,85, igualando el mejor salto mundial del año. Después saltó, sucesivamente, 14,69 y 14,83, hizo otro nulo en el penúltimo turno y se despidió con otro salto no válido.

Tras el primer intento nulo en la final de la prueba, la deportista colombiana no perdió la calma. “Estuve muy calmada. Tenía una excelente preparación para seguir trabajando con calma. Nunca me sentí molesta”, confesó.

Tampoco se dejó llevar por la sensación de una victoria prematura cuando ya lideraba la prueba apenas en el segundo intento, a buena distancia de sus dos perseguidoras, “me sentí ganadora solo después de mi sexto salto. Trabajé conmigo misma porque sabía que me enfrentaba a muy buenas competidoras. Por eso, trabajé hasta el final”, dijo Ibargüen.

Alegría y satisfacción

Después de lograr su medalla de oro, la deportista nacida en Urabá expresó toda su alegría y el agradecimiento por todo el apoyo que sintió desde la distancia.

“Me siento muy, muy, muy feliz, para esto se había trabajado y conseguir el objetivo me llena de mucha satisfacción”, expresó la atleta.

Además, agradeció a su familia y al país por el apoyo que le han brindado, “a mi familia que los amo, gracias por el apoyo a ellos y a toda Colombia, porque de verdad se sintió que estaban conmigo y voy a seguir trabajando para seguirles dando más alegrías, ya que esta es la cara linda de nuestro país”, detalló.

Catherine reconoció que todos los años de duro trabajo se vieron plasmados ayer al terminar campeona mundial. “Es un trabajo muy fuerte el que se ha venido haciendo. Gracias a Dios cuento con un excelente entrenador, una gran familia y amigos, y esta selección Colombia de atletismo que me ha dado mucho apoyo en este mundial y sin ellos no hubiera sido posible”, agregó.

Una parte fundamental

El entrenador cubano Ubaldo Duany recibió elogios de su pupila, “él es una parte muy importante en mi carrera, sin la ayuda de él no sería posible nada. Él me enseñó a soñar, me enseñó a ver que era posible, que estaba a nivel del mundo y que trabajando podemos mejorar más”.

Ubaldo y Catherine tienen una excelente relación, que ayuda a conseguir tantos logros. Para la antioqueña, Ubaldo, más que su entrenador, es un papá.

“Yo soy el instrumento de él. Lo que él me diga lo hago y ese ha sido el éxito, además de que él para mí es un padre, recibo un gran apoyo de su parte”, manifestó la deportista.

Hay que soñar

Esta deportista urabaense dejó un mensaje claro para todos los deportistas colombianos y para los que apenas están empezando, a todos les recalcó que no dejen de soñar.

“Sí se puede. Hay que soñar, hay que trabajar para eso y ponerse objetivos. Todo en la vida es posible, pero hay que ponerse metas claras y luchar para eso”, expresó Ibargüen.

Además, agregó que “todos los atletas que están empezando y los que ya hemos recogido frutos, tenemos que seguir trabajando porque Colombia está a nivel del mundo, tiene mucho talento, excelentes deportistas y los que vienen detrás sé que están muy bien también. Colombia tiene con qué seguir triunfando”.




A %d blogueros les gusta esto: