Gigantes de Internet y usuarios ganan batalla contra SOPA

El Congreso de E.U. anunció el retiro de SOPA, aunque PIPA aún sigue latente. Revistadiners.com.co habló con expertos sobre el fin de Internet como lo conocemos, si llegara a aprobarse la norma.

Lamar Smith, el promotor de SOPA, Ley de Protección de Propiedad Intelectual en el Senado de Estados Unidos, anunció el retiró de este proyecto el viernes 20 de enero. PIPA, Ley para Frenar la Piratería en la Cámara de Representantes, aún está viva, pero tampoco cuenta con mucho apoyo, lo que hace creer que correrá la misma suerte .

Este anuncio se hace después de que grandes nombres como Wikipedia cerrara su página durante un día en todas sus versiones y Google recogiera más de 7 millones de opiniones en contra de las normas.
“Guardadas las proporciones, es lo mismo que ocurrió en Colombia con la ‘Ley Lleras’, que fue presentada sin tener en cuenta a los usuarios y la industria de Internet, y terminó muriendo en el Congreso”, explica Mauricio Jaramillo editor de ENTER.CO
Revistadiners.com.co
A pesar de que las dos normas tienen amplio apoyo en la industria cinematográfica de Hollywood (se habla del pago de dinero a los legisladores para apoyarlas) las empresas de Internet y sus usuarios aseguran que se trata de violación a los derechos de comunicación y al de compartir información.
“La Cámara no va a llegar a discutirlo porque es evidente que no tienen quórum ni el apoyo suficiente. Es claro que van a dejar quieto el tema por el momento”, dice Julián Sánchez, investigador en el área de tecnológica y libertades civiles de El Cato Institute, centro de investigación de políticas públicas con sede en Washington, en una entrevista telefónica con Revistadiners.com.co

Una de las principales razones por las que las normas han tenido tantos detractores, se refiere a la cantidad de controles que debería establecer el gobierno de Estados Unidos para confirmar que ni empresas, ni particulares están compartiendo información sin el pago debido de los derechos de autor. Esto cobijaría a páginas universalmente empleadas como Google, Youtube y hasta las redes sociales como Facebook o Twitter, donde sus usuarios publican y comparten videos, fotografías y artículos.

“Ante la cantidad de sitios que existen con estas características, se volvería cada vez más y más difícil controlar las comunicaciones y detectar los sitios que infrinjan la supuesta ley”, opina Sánchez.

“En mi concepto, dice Mauricio Jaramillo, Internet sin libertad perdería su esencia. Pero sí debe mejorarse la legislación para frenar la piratería”, por esa razón, este experto aboga por legislaciones que no violen la esencia de Internet ni derechos fundamentales como la libertad de expresión y de información.
Y es que, a pesar de que la norma es del ámbito doméstico de Estados Unidos, es imposible que no llegue a afectar globalmente, como señala Sánchez, pues la gran parte de las empresas de la red tienen sus bases en este país y las otras naciones deberían acogerse a normas similares, para no infringir las leyes de Estados Unidos. “Ese clima haría que muchas personas tuvieran miedo de la represión de las autoridades estadounidenses. Las comunicaciones podrían haberse cortado de una manera nunca antes prevista”.
Si leyes de este tipo llegaran a prosperar, sería sin duda el final de Internet como lo conocemos; pero el retiro de SOPA demuestra, como lo explica Mauricio Jaramillo, que cuando se unen gigantes de Internet y millones de usuarios, hasta el millonario lobby de Hollywood y los intocables senadores pueden verse acorralados. Así que hay que mantener el optimismo y, aunque seguirán muchas batallas, puede que de todo esto resulte una mejor Internet, tan libre como la actual pero más respetuosa con quienes creamos contenidos y conocimiento”.




A %d blogueros les gusta esto: