Japón y los musulmanes

¿Alguna vez has encontrado la noticia de que el rey de Irán o un príncipe de Arabia Saudita haya  visitado Japón?
Japón, un país que mantiene a raya al Islam.
Japón ha impuesto restricciones sobre el Islam y todos los musulmanes.

Las razones son:
a) Japón es la única nación que no reconoce la ciudadanía a los musulmanes.

b) En Japón a los musulmanes no se les da residencia
permanente.

c) Hay una fuerte prohibición sobre la propagación del Islam en Japón.

d) En la Universidad de Japón, no se enseña árabe ni ningún otro lenguaje islámico.

e) No se puede importar el Corán, publicado en lengua árabe.

f) De acuerdo con los datos publicados por el gobierno japonés, se ha dado de residencia temporal a sólo 2 lakhs musulmanes, que deben seguir la ley japonesa de la Tierra.

Estos musulmanes deben hablar japonés y realizar sus rituales
religiosos en sus hogares.

g) Japón es el único país del mundo que
cuenta con un número insignificante de embajadas de los países islámicos.

h) Los japoneses no se sienten atraídos por el Islam en
absoluto.

i) Los musulmanes que residen en Japón son empleados de
compañías extranjeras.

j) No se otorgan visas de residencia a médicos musulmanes,
ingenieros o administradores enviados por empresas
extranjeras.

k) En la mayoría de las empresas, se establece en su
normativa que ningún musulmán debería postularse para un trabajo.

l) El gobierno japonés, es de la opinión de que los musulmanes son fundamentalistas e incluso en la era de la globalización, no están dispuestos a cambiar sus leyes musulmanas, esto es, a asimilarse a otra cultura.

m) Los musulmanes no pueden ni siquiera pensar en
conseguir una casa alquilada en Japón.

n) Si alguien llega a saber que su vecino es un musulmán, todo el vecindario se mantiene alerta.

o) No se puede establecer una escuela islámica o ‘Madrasa’
árabe en Japón.

p) No hay Sharia, la ley islámica, en Japon.

q) Si una mujer japonesa se casa con un musulmán entonces
es considerada una paria para siempre.

r) Según el Sr.Yagi (Jefe de Departamento de la Universidad de Tokio) “La mentalidad en el Japón es que el Islam es una religión intolerante y hay que alejarse de ello.”

Un ejemplo para el mundo NO islámico, y que quiera mantenerse lejos de la amenaza musulmana.

Para Europa, ya es tarde, parece…




A %d blogueros les gusta esto: