Neil Armstrong perteneció a la humanidad


El director general de la Agencia Espacial Europea (ESA), Jean Jacques Dordain, afirmó hoy en homenaje al fallecido astronauta Neil Armstrong que tras sus primeros pasos sobre la Luna dejó de ser estadounidense para pasar a pertenecer “a la humanidad”. “Hasta el 21 de julio de 1969 era estadounidense, y el alunizaje fue estadounidense, pero después de ese día Armstrong perteneció a la humanidad, igual que Yuri Gagarin, que le precedió en el espacio”, señaló en un comunicado.



El representante de la ESA sostuvo por ello que tras la muerte de Armstrong ayer a los 82 años en EEUU, hoy “es un día triste no solo para su familia, sino también para el resto del mundo”.

Dordain añadió que, aunque la llegada a la Luna fue fruto del esfuerzo colectivo de los estadounidenses y Armstrong constituye el “primer símbolo” de ese trabajo, el astronauta supo estar por encima de su estatus de héroe al mantenerse como un hombre “discreto, sabio y reservado, pero siempre dispuesto a transmitir su experiencia”.

“Inspiró a las generaciones sucesivas, en todo el mundo, y es por eso también que para numerosos ingenieros y científicos estará siempre presente, de generación en generación”, indicó en ese tributo personal.

El director de la agencia europea añadió que su encuentro personal con Armstrong se le ha quedado grabado como “un momento mágico” en su vida, y aseguró que va a seguir el deseo de la familia de rendirle homenaje haciéndole un guiño a la Luna, “donde sus pasos se han quedado impresos para siempre”.

Neil Armstrong será enterrado el viernes Cincinatti (Ohio) en ceremonia privada. El gobierno del presidente Barack Obama, ordenó que el día del entierro del primer hombre que llegó a la luna la bandera de Estados Unidos “ondee a media asta en la Casa Blanca y en todos los edificios públicos y terrenos, en todos los puestos militares y estaciones navales” de todo el país.

Además se deberá arriar la bandera en los barcos de la Marina, las instalaciones militares y las embajadas y consulados estadounidenses en el extranjero “hasta el atardecer de ese día”, indica la declaración.

Armstrong, que en julio de 1969 hizo historia en la misión del Apolo 11 junto a los astronautas Buzz Aldrin y Michael Collins, murió el sábado a los 82 años como consecuencia de las “complicaciones” de una cirugía cardiovascular a la que se sometió a principios de agosto, según informó su familia.

Tanto Obama como el administrador de la NASA, Charles Bolden, el aspirante republicano a la presidencia Mitt Romney y el secretario de Defensa, Leon Panetta, lamentaron este fin de semana su pérdida y coincidieron en definirle como un “héroe estadounidense”.

La misión del Apolo 11 fue el último viaje al espacio de Armstrong, que abandonó la NASA en 1971 y trabajó a partir de entonces como ingeniero y como profesor de Ingeniería Aerospacial en Ohio, donde evitó las apariciones públicas y entrevistas.

Los mensajes de pesar por la muerte de Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la luna, se multiplicaron hoy en Estados Unidos y coincidieron en definirle como un “héroe americano” que permanecerá para siempre en los libros de historia.

Armstrong, que en julio de 1969 hizo historia en la misión del Apolo 11 junto a los astronautas Buzz Aldrin y Michael Collins, murió a los 82 años como consecuencia de las “complicaciones” de una cirugía cardiovascular a la que se sometió a principios de agosto, según informó su familia.

El presidente estadounidense, Barack Obama, el administrador de la NASA, Charles Bolden, así como el aspirante republicano a la presidencia Mitt Romney y el secretario de Defensa, Leon Panetta, eligieron la misma palabra, “héroe”, para definir a Armstrong.

Según el comunicado de su familia, el hombre que hizo famosa la frase “un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad” era, en efecto, un héroe para millones de personas, pero lo era “a regañadientes, porque siempre creyó que sólo estaba haciendo su trabajo”.

“Neil estaba entre los mayores héroes estadounidenses, no sólo de este tiempo, sino de todos los tiempos”, aseguró Obama en un comunicado.

El presidente aseguró que el “espíritu de descubrimiento” de Armstrong “sigue vivo en todos los hombres y mujeres que han dedicado sus vidas a explorar lo desconocido, incluidos aquellos que están asegurándose de que llegamos más alto y vamos más lejos en el espacio”.

“Ese legado permanecerá, iluminado por un hombre que nos enseñó el enorme poder de un pequeño paso”, señaló.

Aldrin

Los compañeros de Armstrong en la misión que millones de personas en todo el mundo siguieron en sus televisores también expresaron sus condolencias, en el caso de Collins con un breve “era el mejor y lo echaré terriblemente de menos”.

Aldrin calificó a su amigo como “un verdadero héroe estadounidense y el mejor piloto que nunca conocí”, y lamentó que no pueda estar junto a Collins y él en el 50 aniversario del aterrizaje en la luna, que se celebrará en 2019.

“Virtualmente, el mundo entero hizo ese memorable viaje con nosotros. Y mi amigo Neil dio el pequeño paso pero gigante salto que cambió el mundo y que siempre será recordado como un momento clave en la historia humana”, señaló el astronauta.

Por su parte, el administrador de la NASA Charles Bolden aseguró que “mientras haya libros de historia, Neil Armstrong estará en ellos, recordado por dar el primer pequeño paso de la humanidad en un mundo más allá del nuestro”.

“A medida que nos adentramos en la próxima era de exploración espacial, lo hacemos sobre los hombros de Neil Armstrong. Lamentamos la pérdida de un amigo, un compañero astronauta y un verdadero héroe estadounidense”, afirmó Bolden.

El aspirante republicano Mitt Romney reaccionó a la noticia en su cuenta de Twitter, donde escribió: “Neil Armstrong toma hoy su lugar en la galería de héroes. La luna echará de menos a su primer hijo de la tierra”.

Mientras, Panetta recordó que además de astronauta, Armstrong era también veterano de la guerra de Corea, un piloto de pruebas y un aviador de la Marina estadounidense, y aseguró que fue “un verdadero pionero cuyo pequeño paso enseñó a la humanidad todo lo que puede conseguirse cuando alguien se entrega a la tarea”.

Apolo 11

La misión que le hizo famoso fue el último viaje al espacio de Armstrong, que abandonó la NASA en 1971 y trabajó a partir de entonces como ingeniero y como profesor de Ingeniería Aerospacial en Ohio, donde evitó las apariciones públicas y entrevistas.

“Aunque valoraba su privacidad, Neil siempre apreció las expresiones de buena fe de gente de todo el mundo”, aseguró su familia, que consideró que el astronauta es “un ejemplo para que los jóvenes sigan sus sueños, tengan ganas de explorar y sirvan de forma desinteresada a una causa mayor que ellos mismos”.

“Si quieren rendir homenaje a Neil, honren su ejemplo de servicio, logros y modestia, y la próxima vez que salgan afuera en una noche clara y vean la luna en lo alto del cielo, piensen en Neil Armstrong y envíen saludos”, concluyó la familia.

EFE

 

Fuente: EFE




A %d blogueros les gusta esto: